viernes, 17 de junio de 2016

La Concepción de La Vega, segunda de las Fundaciones en el Nuevo Mundo


jueves, 31 de marzo de 2016

La Concepción de La Vega, segunda de las Fundaciones en el Nuevo Mundo.



La Concepción de La Vega,  segunda de las Fundaciones  en el Nuevo Mundo.

Mons.  Adolfo Nouel, expreso “Y si no existieran estos escombros, como  tantos otros en nuestra isla, ¿cómo pudiéramos rectificar los errores que a cada paso encontramos en los historiadores, y  que las pasiones, el interés o  la ignorancia de los contemporáneos, amontonan siempre  para oscurecer la verdad de los acontecimientos? Discurso en las Ruinas de la Concepción de La Vega, el 12 de octubre de 1892

Fundada en 1495, tres años antes que la ciudad de Santo Domingo,  fundada por Bartolomé  Colón, en la margen oriental del Río Ozama, la Concepción  de La Vega,  daba  connotaciones de su primigenia importancia convirtiéndose en el escenario de una de esas páginas, que la si situarían a la cabeza del proceso colonizador recién iniciado en estas tierra de indoamericana

La Concepción de La Vega al igual que la Isabela,  le cabe el privilegio si se le puede llamar de ser fundada  por el descubridor Cristóbal Colón, teniendo  la supremacía de haber  sobrevivido las improvisadas ejecutorias de aquellos aciagos momentos, propio de acontecimientos tan sorpresivos y extraordinarios como lo fueron aquellos  que  produjeron la  hazaña  y espectacular del Descubrimiento.

Para la fundación  fue escogido un hermoso lugar enclavado en el centro de la Isla, ocupado  por el Cacicazgo de Magua,  que era dominado por el Cacique Guarionex,  con quien tuvieron los nuevos pobladores que luchar  para poder  lograr sus objetivos. El territorio perteneciente a las fértiles  campiña de la exuberante región del Cibao,  que por su hermosura, voluptuosidad y grandeza, Colón, intentara querer rivalizar el Paraíso, que se convirtió en  escenario de los inicios de  aquella gesta conquistadora.

Ubicada  al pie  de un promontorio desde  donde  se divisa el hermoso Valle  de La Vega,  conocido  como el Santo Cerro,  donde según  tradiciones que no  son valederas tuvo lugar la imaginaria Batalla del Santo Cerro,  entres indios y españoles en marzo de 1495, que  se ha fabulado  la aparición de la Virgen de las Mercedes.  Dando  inicio  a su veneración  por parte de los pobladores, que aún en estos tiempos se celebran con devoción, siendo   lugar de peregrinación, por todos lo que profesan la fe católica  en la República Dominicana, Haiti, y otras islas del Caribe. Hoy el Santo Cerro, está considerado como un santuario mariano del catolicismo

Desde su fundación,  en La Concepción de La Vega,  se produjeron los más variados y trascendentes  acontecimientos de aquellos tiempos, entre que  se  destacan: la ceremonia religiosa que oficiara Fray Ramón Pané, el 21 de septiembre de 1496, en la que recibieron  el sacramento del  bautismo varios aborígenes, entre ellos el Nitaíno Guaticagua, quien tomo el nombre de Juan Mateo, así como la visita que efectuara Cristóbal Colón en compañía de su hermano Bartolomé a mediado  de 1499 procedente de Santo Domingo, durante  la cual recibe la noticia de su separación  del m ando, que ostentara  en aquellos momentos.

También el 16 de septiembre de 1504 el Papa Julio II crea varios obispados, entre  los cuales se encuentra   el que tendría su asiento en la Villa de la Concepción.  El 7 de diciembre del 1508 el Rey Fernando el Católico concede mediante privilegio real, Escudo Nobiliario a las villas de la española siendo la Concepción unas de las favorecidas

En  1509 los virreyes Diego Colón y doña María de Toledo se trasladan a La Concepción, donde residen  temporalmente y participan, entre otras actividades; en la  ceremonia religiosa  en la cual los frailes Pedro de Córdova y Antón de Montesino aprovechan  su presencia, a la vez que la de importantes autoridades de la colonia para amonestarlos  a través de  sus prédicas por los malos tratos, que  según noticias obtenidas por ellos mismos durante la travesía desde Santo Domingo, eran impartidos por los colonizadores españoles a los indios.

En 1511, el Papa Julio II crea el Obispado de la Concepción destinado a Pedro Xuárez Deza como obispo de la misma, convirtiéndose en el primer mitrado que llega a la isla a cumplir tan elevada misión religiosa. El 26 de  septiembre de 1512, es erigida en Sevilla  la Catedral de esta villa, correspondiéndole a la Concepción el privilegio de haber  sido la primera población  del Nuevo Mundo en contar  con  una Catedral.

El 2 de diciembre del 1562, los escaso pobladores de la Concepción  son sorprendió por un devastador terremoto que destruye por completo este primer importante enclave de la conquista del continente americano, teniendo los atemorizado pobladores que   correr  a hacia el sur   y llegar a un pequeño caserío en la margen del Río Camú, donde se establecieron en lo que es hoy la ciudad de la Concepción de La Vega.

Consecuentemente con el abandono de la devastada ciudad  se han cometido múltiples actos deprecatorios,  siendo los más destructores las continuas  extracción de  ladrillos de  sus ruinas, para convertirse en materiales de construcción  para edificaciones,  pozos de agua, letrinas, hornos, y  la construcción de la actual  Iglesia del Santo Cerro,  construidas a finales del siglo XIX,  es el principal ejemplo de esta práctica, en este caso muy  desafortunada a pesar que  estos tuvieron un destino más digno pero no deja de ser  un desatino  histórico, como  un desconocimiento de los valores históricos que   representan estos ladrillos,  llamado a recordar al mundo en las posteridad los acontecimientos trascendentes como fueron los del descubrimiento y la colonización  de América.

Hasta el día de hoy no se han dispuesto obras de consolidación ni de ambientación alguna en este monumento que permitan ser disfrutados por la cantidad de visitantes que se acercan al Parque Arqueológico de La Vega, como observadores y como estudiosos de nuestra historia, interesado en todo lo relacionado al patrimonio cultural de la humanidad.

Entre la Fortaleza y el Monasterio de San Francisco se encuentran las ruinas de la Catedral, de la que se percibe a simple vista enormes porciones de monumentos cubiertos de maleza y edificaciones rurales. Igualmente se encuentran sepultada las ruinas de la ciudad de La Concepción, de la cual se ignora totalmente su trazado urbano y la calidad de fábrica de las edificaciones que la componían

Es una lástima que los problemas con los ocupantes de los terrenos donde se encuentra Parque Arqueológico de La Vega, el Estado como tal no haya hecho nada, ni mucho menos con los que ocupan donde permanecen las ruinas de la Catedral y donde se presume se encuentran los vestigios de las construcciones que conformaban la antigua ciudad, que constituyen la incógnita más grande de todo el proceso de recate del Parque Arqueológico de La Vega.

Estas ruinas, primer enclave del europeo en suelo de América,  ha estado sumida en el abandono y de depredación inmisericorde por parte de depredadores que se han llevado todo lo de valor que hay  allí. Estos   desde  tiempos ancestrales  las autoridades que  ha tenido el país y el  pueblo vegano, ha  sido cómplice por omisión de este daño a la historia de la República Dominicana,  en estos tiempos se hablado mucho del recate de las ruinas de la Concepción, pero todo es pura palabrería, no ha habido ni mucho menos la hay una voluntad seria de  recatar este enclave histórico,

Es vergonzante ver como se encuentra el que fuera el antiguo Cementerio de la Villa de la Concepción  y en las Ruinas del Convento de San Francisco,  entorno lleno de maleza y arbustos donde  las osamentas  gran parte ha desaparecidos por el descuidos y la depredación,   ya que esta parte de las Ruinas no son  asequible al público para que no palpe  esta realdad bochornosa que se encuentran.

Y lo peor de todo  es que con esa situación celebraron los 500 años de la    Diócesis de la Concepción, ya ironía de la vida. Esta celebración se realizaron  a toda pompa y lucidez en esta  ciudad  con lo que le correspondían a la Iglesia Católica, ahora el sector oficial hizo algo, es la pregunta que debemos hacernos.

¿Porque, a pesar de habérsele mentido a esta población  sobre  lo que seria la rehabilitación  el primer enclave  español en América, y siendo éste lo primordial  para  la celebración de los 500 años de haber sido instituida la Diócesis de La Vega,  el lugar indicado para ello  es Las Ruinas  del Convento de San Francisco

 No la Fortaleza La Concepción,  es en el Convento y el Cementerio donde   está la real y verdadera historia de La Vega, es en esos  cadáveres hay hoy están desparramado y  desaparecidos por el efectos del descuidos y la depredación, esos  los elementos fundamentales para   completar la real historia del  origen de la  lo que  paso en La Villa de la Concepción  de La Vega, antes y después del terremoto que la destruyo

Lo que ven el visitante que  asa adentrarse a este lugar,  es lastimoso, el que  tiene algo de sensibilidad que le duele  la República Dominicana, La Vega en especial  se le salen las lagrimas de dolor y coraje. Porque  hemos tenidos en todo el tiempo autoridades tan indolentes, sin visión de futuro, ignorantes de lo que son los monumentos históricos de los pueblos, eunucos  culturales que nos han regidos las diferentes instituciones  publica de aquí. Cual ha a sido el pecado del  pueblo vegano para merecer tan cruel desprecios a nuestros ancestros 

Hacemos  un llamado a la conciencia nacional, de la región y de esta ciudad otorga culta,  que  se retome este  santuario historio de nuestro pasado, he ahí donde  realmente esta la historia del pueblo veganos entre las malezas y los escombros de la ruinas del Convento de San Francisco. Las  venideras  generaciones de veganos principalmente y del país, jamás  no perdonaran haber  destruidos y desparedados   estos monumentos   donde se encuentra la verdadera historia del inicio de la colonización de América

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada